ECUADOR: ARTESANIA 1967

100 editorialesCIEN EDITORIALES SOBRE EL MINISTERIO DE INDUSTRIAS Y COMERCIO

OFICINA  DE  RELACIONES  PÚBLICAS, Diciembre de 1967.   EDITORIAL DON BOSCO QUITO-ECUADOR

OTTO AROSEMENA GOMEZ, PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA

GALO PICO MANTILLA, MINISTRO DE INDUSTRIAS Y COMERCIO

ARTESANIA:

Pasos positivos se han dado en ese sentido, a fin de aprovechar esa habilidad nativa y hacerla productiva.

                            “El Comercio”: 15 de junio de 1967.

___________

Están dando frutos las previsiones de anterior tomadas, y ejecutadas por OCEPA.

                            “El Comercio”: 5 de agosto de 1967.

___________

Parece afortunadamente que ha llegado la hora de su redención.

                            “El Comercio”: 14 de octubre de 1967.

 __________________

 EL COMERCIO        DIARIO INDEPENDIENTE

29 de noviembre de 1966.

Instituto Latinoamericano de Pequeña Industria

La Comisión Económica para la América Latina (CEPAL) propone al Seminario de Pequeñas Industrias inaugurado ayer, la formación de un Instituto Latinoamericano de Pequeña Industria. La creación de este nuevo organismo de orientación económica y formación técnica la fundamenta el Director General de la CEPAL, señor José Antonio Mayobre, en la inmensa importancia de este sector de la producción que absorbe en la actualidad a un millón y medio de trabajadores en el continente, representando esto aproximadamente el treinta por ciento de la mano de obra ocupada total.

Los índices económicas son asimismo notables, pero el resumen per cápita  muestra el drama que éste tan difundido tipo de producción soporta en nuestro continente. De allí, argumenta la CEPAL, la necesidad de un centro que analice estos problemas desde los puntos de vista técnicos, financieros, de comercialización, etc. El proyecto señala las etapas correspondientes a su organización y funcionamiento.

Mirado el planteamiento desde el punto de vista nacional, es decir el que atañe a cada país, la sugestión de la CEPAL cobra mayor significación aún, pues la situación del artesanado y las diferentes expresiones de la pequeña industria absorben todo el peso socio-económico y la significación cultural del subdesarrollo.

El Ministro de Industrias señor Galo Pico, al declarar inaugurado el Seminario y refiriéndose al tema, propuso oficialmente a los delegado latinoamericanos que participan en la reunión, a Quito, como sede del Instituto de Pequeña Industria, requiriéndoles su generosa comprensión para respaldar la oferta del Gobierno ecuatoriano.

El establecimiento de este organismo internacional en Quito se justifica por mil razones; entre otras, acaso la más importante desde el punto de vista experimental, el volumen del artesanado y pequeña industria existente en el país, con más de doscientos mil trabajadores.

Observando las estadísticas, en todos los órdenes de la actividad humana, el Ecuador aparece como un prototipo de la condición y situación de América Latina; todos los índices le sitúan aproximadamente en un punto medio entre los países de mayor y menor desarrollo. En el Ecuador se puede hacer un corte transversal del hecho económico como del hecho social revelador de lo que acontece en los países del área con mayor potencial y con los de menores realizaciones.

Esta pudiera ser la razón más determinante, pues de allí incluimos que pueden observarse en la práctica tanto características del alcance más moderno en términos de pequeña industria como los más elementales del artesanado. Y lo que busca la creación del Instituto Latinoamericano de Pequeña Industria es justamente partir de la observación de la realidad a conclusiones de aplicación directa que logren la transformación de este formidable sector económico, cuya capacidad está destinada a modificar la propia estructura economía y social americana.

Es urgente acelerar un programa de trabajo como el propuesto tan oportunamente por la CEPAL; su admirable visión de América y su apasionada lucha a favor del hombre americano le dan inspirado soluciones que han renovado en profundidad inclusive el modo de pensar y la conducta política de nuestros países. Incontables los ejemplos de su tarea iluminadora. El Instituto que sugiere afecta al nudo de la problemática de América Latina. Aplaudimos la iniciativa y estimamos que es Quito la sede natural y propia de tal organismo.

  La Razón     DIARIO DE LA TARDE

31 de diciembre de 1966.

En la Feria “Ecuador 66” 

             Más de diez mil personas han visitado hasta la fecha los pabellones del Ministerio de Industrias y Comercio construidos en la Feria “ECUADOR 66” para demostrar las realizaciones que viene llevando a cabo en los campos artesanal, turístico, geológico, minero y pesquero y, particularmente desde la Dirección General de Subsistencias.

La Reina del Ministerio acompañada por un grupo de funcionarios y empleados y un Directivo de la Feria “ECUADOR 66” que con todo éxito viene llevando a cabo la Unión Nacional de Periodistas, visitó todos los stands artesanales, industriales y comerciales que se exhiben, expresando la felicitación del personal de funcionarios y empleados del Portafolio de Industrias y Comercio a todos los artesanos industriales y comerciales expositores.

Los representantes de la Cámara Artesanales de Tungurahua y Bolívar se entrevistaron con el Ministro de Industrias y Comercio y le expusieron las inquietudes de los artesanos de esas Provincias, relacionadas especialmente con la unificación de las Leyes Artesanales, el establecimiento de almacenes para la adquisición de materiales, herramientas y maquinarias artesanales, la concesión de créditos por parte del Banco Nacional de Fomento, la instalación de parques artesanales, la constitución de la Federación de Cámaras Artesanales del Ecuador y la futura e inmediata reunión de los Ejecución de dichos organismos económico-clasistas.

Los presidentes de las citadas Cámaras Provinciales de Artesanos, coincidieron en sus exposiciones al Ministro Pico Mantilla, que anunció la próxima entrega por parte de la Comisión Ecuatoriana de Alianza para el Progreso de un proyecto de Ley de Protección Artesanal, en el que se hallen consultados los intereses sociales y económicos de la clase y que constan actualmente en las vigentes Leyes de Defensa y de Fomento de la Artesanía y de la Pequeña Industria. Indicó el Secretario de Estado, que el Presidente de la Comisión Ecuatoriana de Alianza para el Progreso, ha ofrecido entregar el mencionado proyecto de Ley, dentro de los ocho próximos días y una vez que sea revisado cuidadosamente por los miembros de la Comisión encargada de elaborarlo, que se halla integrada por abogados, técnicos y artesanos pertenecientes a la Junta Nacional de Defensa del Artesano y a las Cámaras Artesanales del Ecuador se procederá a su expedición. El Ministro Pico Mantilla, expresó finalmente su satisfacción, porque los Miembros de la Comisión Económica Italiana que se encuentra en el país y que ha visitado ya la Feria Exposición “ECUADOR 66” han manifestado su interés por importar de nuestro país productos de la artesanía.

 EL COMERCIO        DIARIO INDEPENDIENTE

15 de junio de 1967.

Consejo Latinoamericano de Artesanía 

Desde la Colonia nuestro país tiene una variada y arraigada tradición artesanal. La fabricación manual de objetos de uso casero hasta obras que por un primor y acabado pueden estar ubicadas en los campos del arte, fue ocupación preferida y predominante de miles de familias que trasmitían de generación a sus descendientes su habilidad y formas de vida.

Por esta razón el transcurso del tiempo y el sucederse de las generaciones ha sedimentado en varios lugares del Ecuador, una especial habilidad al parecer innata, que subsiste aún poderosa en esta época de velocidad, de producción en serie y mecanizada. Cerca de trescientas mil familias ecuatorianas están dedicadas a la artesanía y viven de ella.

Precisamente porque constituye una realidad socioeconómica evidente, el Estado debe seguir preocupándose de esa actividad para estimularla, modernizarla, abrirle mercados internos y externos. Debe tratar de rescatar de su actual condición vegetativa y convertirla poco a poco en una industria lucrativa como han hecho ya otros países como México, por ejemplo.

Pasos positivos se han dado en ese sentido a fin de aprovechar esa habilidad nativa y hacerla productiva. En los comienzos de ese proceso nos encontramos, pero mucho falta por hacer. Sin embargo, es una especie de reconocimiento internacional del rol que tiene la artesanía en nuestro país, el que se haya resuelto en Lima, a iniciativa de nuestro delegado a la reunión artesanal, constituir el Consejo Latinoamericano de Artesanía y que se haya escogido a Quito como primera sede de dicho organismo.

 EL COMERCIO        DIARIO INDEPENDIENTE

3 de julio de 1967.

Exportación de Artesanías 

          Experiencias recientes realizadas en algunos centros norteamericanos y europeos han demostrado una demanda activa y gran interés económico para artículos de manufactura artesanal. Es la novedad, la variedad y la originalidad lo que atrae, en oposición al producto que masivamente ofrece la industria.

Para aprovechar este interés se requiere de dos factores; diseños adaptados a los gustos y usos contemporáneos y conocimientos de comercialización. El saber dónde y cómo vender. Para acelera el desarrollo de las formas artesanales que podrán subsistir en una economía modernizada ha llegado en buena hora una misión de la Organización de los Estados Americanos, para ofrecer asistencia técnica en la provincia de las exportaciones.

Observaciones de recientes ensayos llevan a la conclusión de que sin en ciertas ciudades se abren almacenes con productos artesanales se consigue en excelente éxito; el Ecuador puede pensar en esta posibilidad y en los nexos que los artesanos podrían establecer con almacenes ya establecidos. Una acción inteligente, no burócrata sino de nivel específicamente comercial podría a plazo corto crear una demanda que exija multiplicar los índices actuales de la producción artesanal. Vemos por ello muy oportuna y práctica la guía y orientación que en este sentido pueda ofrecer la misión de la OEA.

EL COMERCIO        DIARIO INDEPENDIENTE

5 de agosto de 1968.

La Producción Artesanal

             Informaciones oficiales indican que los almacenes abiertos recientemente para venta de artículos manufacturados por la artesanías han encontrado un mercado interno propicio, dándose por otra parte pasos iniciales para la exportación. se abrirán almacenes en Estados Unidos y Europa, con una perspectiva cierta y halagüeña. Por de pronto las ventas al exterior durante el año en curso llegan a un millón y medio de sucres.

De cero se ha llegado a algo. Significa esto que están dando frutos las previsiones de anterior tomadas, ejecutadas por OCEPA, la oficina creada para asesoría técnica y particularmente de comercialización. Debe advertirse que lo que por ahora tiene mercado abierto corresponde en su mayor parte a la artesanía que la deberíamos denominar turística. La adquieren en el país en su mayor parte los visitantes extranjeros pero también los ecuatorianos. Dentro de ese mismo orden está por cierto la exportación. El problema dentro de este renglón consiste específicamente en diseños y mercadeo, pues el país cuenta con una admirable tradición y la habilidad excepcional de los trabajadores nacionales.

En esta labor debe insistirse y mediante asistencia técnica y crediticia es posible redimir progresivamente a un sector cada vez mayor de artesanos, mejorando sus ingresos y su nivel de vida. Se calcula en más de doscientos mil los artesanos urbanos y rurales del país. El problema tiene en consecuencia una magnitud humana y económica de grandes proporciones, dentro de lo cual la producción turística es sólo una parte del cuadro total. Las ventas internas dependerán del volumen de visitantes extranjeros que lleguen al país y de la actividad de los almacenes en el exterior.

Todo esto comprende un campo de acción indudablemente interesante e importante. Pero no deberán descuidarse los demás sectores del artesanado, un buen porcentaje del cual tendrá que abandonar sus métodos arcaicos de producción, reemplazados en forma irremediable por la industria. No podemos juzgar si OCEPA ha especializado su atención para contribuir con éxito según la versión oficial, en la artesanía turística. Es necesario observar el problema conjunto.

La casi totalidad de los artesanos han vivido en condiciones de subempleo y periódicamente sin ingresos, lo que equivale a sin empleo. Comprende el sector humano que transformado en clase media por sus características socio económico, cambiará básicamente la estructura social y económica de la Nación, una vez que se redima de su precaria condición.

Es pues, de trascendencia lo que se planea desde OCEPA, pero es indispensable considerar y programar la transformación global del artesanado, en las ciudades y en el campo.

 EL COMERCIO        DIARIO INDEPENDIENTE

14 de octubre de 1967.

Congreso Nacional de Artesanos 

La clase artesanal del país está dando pasos firmes para estructurarse de manera conveniente y sólida con el objeto de fomentar y desarrollar sus actividades y presentar un frente común para poder progresar y defender solidariamente sus intereses. Desde la Colonia la artesanía fue una de las principales fuentes de trabajo de grandes sectores populares, de la que extraían su sustento familias enteras y, a veces, pueblos enteros. Hoy mismo se calcula que 250.000 ecuatorianos se dedican a esas variadas actividades, de las cuales subsisten sus respectivas familias.

Sin embargo ha sido la clase más desatendida por los Poderes Públicos. Se le ha dejado totalmente librada a sus propios y escasos recursos e iniciativas, al margen de las leyes de tipo económico que regulan otras formas de producción y de las leyes de previsión y protección social.

Cada artesano ha sido estrictamente una isla sin conexión con los complicados procesos de la producción, sin orientación conveniente peor técnica, sin fuentes estables de crédito, sin mercados, sin precios remunerativos que le reditúen su duro y perseverante esfuerzo. Es decir, casi sin ayuda alguna ha tenido que luchar duramente, individualmente, en plena soledad para subsistir de la manera más precaria.

Por eso se ha desperdiciado en buena parte la extraordinaria habilidad nativa del artesano ecuatoriano. Parece, afortunadamente, que ha llegado la hora de su redención. Tiene ya una legislación apropiada como la Ley de Fomento de la Artesanía y de la Pequeña Industria que se dictó hace tres años. Lo importante ahora es que se intensifique su conciencia de clase y presente un frente solidario para defender sus formas de trabajo y de producción. Hay que recordar que cada individuo, cada clase, cada país debe salvarse y prosperar por sus esfuerzos. El Congreso Nacional de Artesanos reunido en Guayaquil es un paso más y decisivo si es eficiente y está apartado de la política, en la ruta de la superación.

 

EL COMERCIO        DIARIO INDEPENDIENTE

19 de octubre de 1967

Unidad de los Artesanos    

Ayer se clausuró el Congreso Nacional de Artesanos celebrado en la ciudad de Guayaquil. A ese importante certamen han asistido más de trescientos delegados de todos los sectores del país. Es evidente que se han llevado elaborados planes de trabajo y programas de acción y, por sobre todo, una clara y dura conciencia clasista que ha permitido llegar a acuerdos y resoluciones fundamentales, que han constituido aspiraciones largamente sentidas de la clase artesanal y que han tomado cuerpo y se han hecho realidad en el Congreso que acaba de terminar.

Es un acontecimiento trascendental el que se haya aprobado la “Constitución de la clase artesanal como única ley” y que se haya conseguido consolidar la unidad artesanal entre maestros y operarios, la que fue proclamada por unanimidad por los delegados y concurrentes al mentado Congreso. Con esas dos resoluciones han dado pasos decisivos en cuanto a su estructura, organización y disciplina.

Sólo de esa manera la clase artesanal constituirá una fuerza efectiva y podrá obtener conquistas para su progreso. Hasta hace poco cada artesano estaba librado a sus propias y solas fuerzas. Su pobre taller era su mundo sin conexión alguna con el mundo exterior. Con la organización insurgirá como clase poderosa que engloba alrededor de doscientos cincuenta mil personas. Logrará, en consecuencia, ayuda técnica y económica de variadas fuentes que tanta falta le hace y podrá surgir pujante como lo fue en el pasado cuando era una de las corrientes robustas de la producción nacional.

Este Diario que ha luchado desde hace muchos años por la redención de la clase artesanal se siente muy complacido de los logros alcanzados en el Congreso Artesanal, especialmente por la unificación jurídica y física de su clase.


%d personas les gusta esto: